Please reload

Entradas recientes

¿Qué es un Porro?

El porro, aunque algunos no lo compartan, es cambio, es innovación, es libertad, es soltura, es conocer el universo musical para liberarse. En el mejor de los sentidos y en su realidad la música no es estática, es cambiante, y a pesar de su subjetividad es dialéctica. Existen varios niveles en los que habita, del espontáneo al más estudiado y analítico, pero siempre ligado a su raíz popular en los permanentes cambios que en él han incidido. Una definición a través de un ejemplo es Lucho Bermúdez, un digno ejecutante y compositor de porros.

 

Una analogía, de la que a menudo suelo hacer consideración, es la de definir al jazz como un porro que llegó a sus últimas consecuencias técnicas. Con las enriquecedoras ventajas que ofrece el porro con sus escalas modales zenúes, la polifonía y polirritmia africanas y sus interesantes elementos melódicos y contrapuntísticos se dan otras expresiones muy sui generis dentro de este universo musical ecléctico, inmersos en el crisol cultural generado en el sector occidental del litoral de Caribaná.

 

El porro pertenece a los ritmos binarios sincopados del Caribe que permanecen siendo escritos por los expertos según la tradición, lo mismo que el son cubano, los merengues de Haití y Santo Domingo, la plena y algunas partituras de formato jazzístico, en compás partido, en 2/2 o compasillo español, escritura barroca de origen escolástico que fue reforzada a finales del siglo XIX durante la labor desarrollada en la campaña de pedagogía musical y de creación de bandas a cargo del maestro español Mier. A finales de los años 40’s también se escribía en medida de 2/4.

 

En sus inicios fue un baile y ritmo originalmente danzado del viejo Bolívar, de procedencia triétnica, con mezcla de elementos de bailes de los esclavos africanos en torno de los membranófonos de forma cilíndrica, llamados porros y solidarios con elementos de música indígena, en principio interpretados en gaitas de cardón y flautas o pitos de millo, carrizo o carrucha, conjugados con elementos de composición y versificación españoles. También existe la versión o hipótesis de la procedencia del nombre de nuestro ritmo de “aporrear”, golpear con la “porra” o del golpe que se daba a los tambores: se aporreaba al bombo con ritmo permanente mediante palos.

 

El porro en su acepción más difundida es una trascripción, primero en formatos de bandas militares con instrumentos y afinaciones europeas a partir del siglo XIX y posteriormente dentro de los esquemas orquestales occidentales de moda, de la música de las gaitas y pitos atravesados. El porro de banda y el orquestal nacen en el elemento alegre de la cumbia, su ritmo matriz, cuando el tambor bajo genera el acento que se convierte en el marcante definitivo de este ritmo y que se da con el acento grave que imprime la porra al bombo o que se presenta con acento agudo al golpear la clave y en el redoblante durante la que llaman fórmula del “palitíao”.

 

Si observamos los ritmos tradicionales cumbia, porro y gaita interpretados por las agrupaciones típicas, o como está ahora en boga llamarlas: “étnicas”, vemos al porro asimilado a la parte alegre de la cumbia, podríamos decir de su “mambo”, su “allegro”, puesto que el “porro de gaitas” y pitos es más bien lo que definiríamos como una variante de puya. La gaita orquestal es una melodía de cumbia acompañada por percusión de porro alegre o a veces de puya lenta, o melodía de porro con percusión de cumbia.

 

La riqueza cultural de nuestra región de Sabanas de Bolívar se entiende realmente cuando la vemos en su verdadero marco desde los ríos Magdalena al Sinú y del Cauca al Caribe, y cuando la vemos zenú y caribe, amalgamada en esta gran paila con sus mezclas andaluza y bantú. Esta área homogénea, como ámbito natural, genera la cumbia, el porro y la gaita, con elementos triétnicos.

 

El porro con la ceremoniosa contradanza que algunas veces le suele anteceder, comparte una rítmica melódica similar a la del danzón de Matanzas, procedente de 1878.

En definitiva el porro es un ritmo abierto con posibilidades para la improvisación y en donde los maestros Lucho Bermúdez y Pacho Galán, quienes han hecho los arreglos más modernos y de alta calidad a nuestro ritmo hasta este momento, adelantándose sesenta años, en la elaboración de mezclas o fusiones comerciales con ritmos hermanos como la cumbia y la gaita con inserciones de otros ritmos de origen binario africano como el chandé (que es la variante colombiana de sus similares del mismo origen: merengue dominicano, samba y conga).

 

Nota: Las observaciones y opiniones que figuran en este artículo son del autor(a) y no reflejan necesariamente las afiliaciones profesionales del mismo, los Tres Cocos o ninguna otra organización.

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now