Please reload

Entradas recientes

Las caderas de Shakira no mienten: Sí se puede tener educación pública de calidad

02/05/2017

La Fundación Alberto Merani propuso un nuevo indicador para medir la calidad de la educación en Colombia basado en la “velocidad de mejoramiento” de los colegios en el puntaje que obtienen en las pruebas Saber 11. Para este ejercicio se tuvieron en cuenta las pruebas Saber 11 entre 2011 y 2015 de aproximadamente 13.000 colegios, conformados por instituciones de carácter oficial y colegios privados cuya pensión cuesta menos de $100.000, con el fin de poder identificar y resaltar la labor de aquellos colegios que mejoraron significativamente su rendimiento académico a bajo costo.

 

La costa Caribe está representada en este ranking con seis colegios públicos y seis colegios privados en diferentes departamentos de la región, incluyendo la Institución Educativa Fundación Pies Descalzos, donada por la cantante Shakira a Barranquilla, y la cual ocupó el primer puesto en la lista de colegios oficiales que presentaron el mayor progreso en sus resultados de las Pruebas Saber 11.

 

La Institución Educativa Fundación Pies Descalzos, localizada en el corregimiento de La Playa, abrió sus puertas para los estudiantes en 2009.  Desde entonces el proceso de formación y generación de oportunidades para los niños y jóvenes asistentes no ha parado. En 2011, el colegio obtuvo, en promedio, 39.74 en el área de lenguaje y 39.05 en el area de matemáticas, y el promedio nacional para los colegios públicos fue de 43.70 y 43.72, respectivamente, lo que quiere decir que la Fundación Pies Descalzos había obtenido resultados significativamente más bajos que el promedio de los colegios públicos del país. Luego, en 2015, vemos que, en promedio, el resultados obtenido por la Fundación Pies Descalzos en la prueba de lectura crítica (fusión de las áreas de Lenguaje y Filosofía) fue de 54.43 y en matemática fue de 53.83 y el promedio nacional para los colegios públicos fue de 47.29 y 47.12, respectivamente. Esto muestra un gran avance de la Fundación Pies Descalzos frente al promedio nacional, ya que en solo 4 años pasó por estar por debajo del promedio (una desviación estándar por debajo) a estar por encima del promedio nacional de los colegios públicos (cerca de 1.5 desviaciones estándar por arriba).

 

Ver que un colegio oficial logra tan buenos resultados en el corto plazo no solo causa admiración, sino que nos debe llevar a preguntarnos, como ciudadanos y formuladores de políticas públicas, qué hace la Fundación Pies Descalzos de diferente a los demás colegios públicos para obtener dichos resultados y, además, debería incentivarnos a querer replicar esos resultados en todos los colegios de la región Caribe. La respuesta a esta pregunta probablemente incluye una combinación de factores como lo son una alta inversión inicial en infraestructura que hace que los estudiantes sientan que estudian en un lugar digno y se comprometan a cuidarlo, un programa complementario de nutrición para los niños asistentes para garantizar su desarrollo físico adecuado, programas de entrenamiento docente con alta frecuencia,  acompañamiento pedagógico en la preparación para las Pruebas Saber 11 y, por último pero no menos importante,  un meticuloso programa de “rendimiento de cuentas” que  la Fundación reporta de manera pública todos los años, en donde incluyen el número de estudiantes atendidos y sus logros alcanzados (por ejemplo, cuántos logran entrar a la universidad o a instituciones técnicas y tecnológicas, el número de “Pilos” del programa del Ministerio de Educación, el número de estudiantes becados, entre otros).

 

Quizá muchos colegios públicos de la región cuentan con algunas de las características de la Fundación Pies Descalzos como lo son una buena infraestructura y maestros preparados, pero quisiera resaltar los beneficios que un buen programa de “rendimiento de cuentas” puede tener sobre la educación pública. Si se tiene un claro seguimiento de cuánto invertimos en educación, en qué rubros estamos invirtiendo y qué resultados estamos obteniendo, es más fácil poder focalizar los recursos de una mejor manera para fortalecer las debilidades particulares de cada institución. Por supuesto, esto requiere un gran compromiso por parte de los gobiernos nacional y local, el apoyo del sector privado, maestros comprometidos con su rol de educadores y padres de familia dispuestos a incentivar a sus hijos a seguir estudiando y que ejerzan un papel activo en las escuelas de sus hijos.

 

En una sociedad como la nuestra, en la cual las oportunidades de movilidad social son bajas y la educación de calidad es considerada un privilegio de unos cuantos, da esperanza saber que existen colegios accesibles para toda la población que se toman en serio su trabajo educativo y están comprometidos con mejorar su calidad académica como lo hace “el Colegio de Shakira”, como popularmente es conocido, y merece ser un ejemplo y referente para los demás colegios de la región y el país.

 

Nota: Las observaciones y opiniones que figuran en este artículo son del autor(a) y no reflejan necesariamente las afiliaciones profesionales del mismo, los Tres Cocos o ninguna otra organización.

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now