Please reload

Entradas recientes

¿Cómo medir la valentía y la creatividad? Con un Piropo.

Recuerdo hace varios años que iba yo rumbo a mi universidad en transmileno como lo indicaba mi rutina diaria. De repente, en el fondo de ese aparato veo sentada a una rubia preciosa de tez blanca, su rostro adornado con unas sutiles pecas que combinaban perfectamente con sus ojos color miel. Para mi fortuna nos bajamos en la misma estación y me lancé a hacer lo que en 20 años de mi vida no había hecho, pero que en la costa caribe es tan común: Lanzar un piropo. Ya en la estación, mientras ella salía por la puerta contraría a la mía, armado de temor y con la agilidad de un atleta fui tras ella, levemente toqué su hombro y le dije: Disculpa, desde la estación de Alcalá no he dejado de mirarte. Hablarte del clima no podría, el día está claramente oscuro – le dije mientras le señalaba las nubes-; pero he logrado verte ¿podríamos ir por un café un día de estos? Ella con cara de susto y sorpresa no supo reaccionar. Pero la amiga que le acompañaba sonrió y le animó a darme su número celular.

 

Decir que los piropos son agrarios es lanzar vituperios a nuestros honorables campesinos que con esfuerzo y esmero, no solo labran los campos y acarician la tierra para que nos entregue su más precioso valor: El fruto. Sino que también son los autores de célebres y románticos versos. Los más comunes son las comparaciones entre la estética de la persona y la naturaleza, porque sin esto, ¿qué sería del himno de las Ferias de Cali?  “Las caleñas son como las flores que vestidas van de mil colores” de Piper Pimienta. Incluso destellos religiosos se han filtrados en el intento del hombre por cortejar a una mujer, y viceversa: Que Dios te guarde y que las llaves me las de a mí.

 

Tal vez les quede más fácil, dirán algunos, ver solamente lo que rodea al hombre del campo: amaneceres multicolores, el cantar de las aves con el alba, las noches estrelladas, neblinas huyendo de los picos de las montañas y convirtiéndose en faldas de las mismas; cómo las pinturas de Bob Ross, y por supuesto, las emociones y sensaciones que le produce su mujer en el lecho. Bueno, y nosotros ¿qué? ¿Qué nos rodea a nosotros? Amaneceres filtrados por los edificios, el cantar de las bocinas de carros atrincherados en un trancón, afán, miedo por la inseguridad, etcétera. Entonces,  ¿cómo o de dónde inspirarnos? ¿cómo halagar a esa persona que fugazmente pasa por nuestro lado con el infortunio de un “no te volveré a ver”?, ¿de dónde sacar las palabras, la expresión corporal adecuada y el tono de voz para no ser atacado con una sombrilla o lo que sería un aplauso con una mano y en mi cara?

 

Al igual que la improvisación, la planeación es un arte. Recuerdo que  la frase que acompañaba a un comercial de El Espectador era: El poder de lo que dices está en lo que lees, por lo tanto mi tarea debe ser ejercitar mi mente y creatividad desde la lectura, de la buena lectura. Y por supuesto la improvisación que es la sal que da el sabor a cualquier frase. Lo que improvise dependerá de mi trabajo previo de planeación. Decirle por ejemplo a esa morena roba alientos en un día soleado: Si eso es azul, no imagino como sería azulado. Lo que es imperdonable es memorizar frases de cajón y usarlas ante cualquier situación.

 

Como dijo León Octavio en 1991: el piropo pertenece al reino de las ilusiones y no del despecho. El piropo es un género poético de los andenes y no de las cantinas. El piropo es una cosa de quienes practican la gracia de la palabra, no de borrachos trasnochados, falseadores de las emociones e ideas.

 

No dejemos que el temor, la cobardía, la falta de creatividad y la mala fama levantada por incautos del lenguaje masacren este arte que ya de por sí se encuentra en vía de extinción. A todos nos gusta que nos halaguen independientemente de la razón, la clave está en la forma y fondo, y como decía Mariano Moreno “Cantinflas”, allí está el detalle.

 

#VidaAlPiropo

 

Nota: Las observaciones y opiniones que figuran en este artículo son del autor(a) y no reflejan necesariamente las afiliaciones profesionales del mismo, los Tres Cocos o ninguna otra organización.

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Síguenos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now